El Banco de España certifica el uso partidista del FLA por parte del Gobierno central

Soler señala que tres cuartas partes del endeudamiento son para cubrir el déficit de 2015 que absorbió pufos del anterior ConsellSoler señala que tres cuartas partes del endeudamiento son para cubrir el déficit de 2015 que absorbió pufos del anterior Consell

La deuda de la Generalitat se redujo en 18 millones durante el primer trimestre del año, situándose en 41.935 millones de euros (el 41,0% del PIB valenciano), según los datos hechos públicos por el Banco de España. Para el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, “el Banco de España certifica, con estas cifras, el doble rasero aplicado por el Gobierno central a la hora de repartir el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) entre el anterior Consell, afín políticamente, y el actual, al que ha bloqueado totalmente la llegada de estos recursos durante los primeros meses del ejercicio”.

Así, insiste Soler, la estadística del Banco de España refleja la citada minoración de la deuda en los tres primeros meses del año, que es consecuencia de la paralización del FLA a la Comunitat, un hecho que ha provocado tensiones de liquidez dada la situación de infrafinanciación. A fecha de hoy, todavía no se ha ingresado cantidad alguna en concepto de Fondo de Liquidez Autonómico. La semana pasada, el Gobierno acordó liberar una parte fondo extraordinario (1.362,7 millones de euros) y el ordinario del primer semestre (203,4 millones); en total, 1.566,1 millones. Ante esta situación, el Consell ha cargado ya las facturas para que se abonen a los proveedores; sin embargo, el Gobierno central todavía no ha pagado estas cantidades.  En contraposición, el año pasado el Ejecutivo central, hasta el 31 de mayo, ya había desembolsado al anterior Consell 2.438 millones en concepto de FLA extraordinario (2.146,9 millones) y ordinario (291,1 millones).

2.048 millones desembolsados en abril de 2015

La mayoría de estos abonos de 2015 tuvieron lugar ya en abril, 2.048 millones, de los que 1.815 fueron del Fondo de Liquidez Autonómico extraordinario y 233, del ordinario. La estadística hecha pública por el Banco de España muestra que, frente a la minoración de la deuda a 31 de marzo de 2016 respecto al cierre de 2015, en el mismo periodo del ejercicio anterior ésta aumentó en 138 millones, señalan desde la Conselleria de Hacienda. Además, exponen que, en el segundo trimestre de 2015, el crecimiento fue de 2.642 millones, al incluir las inyecciones de FLA, que hasta mayo -mes electoral- ya ascendían a 2.438 millones.

“A quien se hace daño es a las familias valencianas”

Soler ha censurado que, con esta forma de actuar del Gobierno, “a quien se hace daño no es a la Generalitat, que también; es a los proveedores, pequeñas y medianas empresas valencianas, a las familias y, en definitiva, a los cinco millones de valencianos”. “Se aprecia claramente cómo el Gobierno central administra esa liquidez de la Comunitat Valenciana con una lógica partidista, electoralista”, ha recalcado.

Asimismo, el titular de Hacienda insiste en que la reducción de la deuda es la consecuencia de la minoración de los envíos del FLA “por estos criterios arbitrarios del ministerio”. En concreto, ha subrayado que la disminución de 18 millones se ha producido fundamentalmente por el descenso del saldo de pólizas, préstamos y confirmings.

Soler también ha recalcado que el FLA, al final, “es una doble estafa: es un mecanismo para suplir las insuficiencias de un sistema de financiación que caducó en 2014 y que maltrata a los valencianos y se trata de préstamos que hay que devolver. Nos están prestando nuestro propio dinero y con intereses”.