Ribó reaviva la polémica dels ‘bous al carrer’

Celebración taurina en una plaza de toros portátil en un municipio valencianoCelebración taurina en una plaza de toros portátil

Ribó reaviva la polémica sobre els ‘bous al carrer’. En declaraciones a Radio Valencia Cadena Ser, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró su intención de acabar con el ‘bou embolat’ que se celebra en algunas pedanías. Considera que se trata de una práctica “detestable” que hay que erradicar y trabajar en la línea de “la defensa de los animales”. Estas manifestaciones provocaron reacciones en contra, inmediatas, por parte de los defensores de estos festejos y guiños al alcalde por parte de los detractores.

La postura de Ribó llega dos días después de que Xeraco anunciara que no autorizará ‘bous al carrer’ ni ‘embolats‘. La corporación municipal aprobó en el último pleno, con los votos a favor de las formaciones del gobierno (PSOE-Compromís y Canviar Xeraco), y la abstención del PP, la moción propuesta y presentada por Canviar Xeraco para que el municipio se declare contrario al maltrato animal. El propio portavoz de Canviar Xeraco, Iván de los Ángeles, aseveró que con la propuesta no solo pretenden prohibir estos espectáculos sino “potenciar actividades que no contemplen sufrimiento animal”.  Semanas antes, el foco de atención se centró en Aldaia, que decidió, tras la celebración de un referéndum, la prohibición de estos festejos en las fiestas patronales.

El tema sigue latente y creando controversia. Tras las últimas elecciones y cambios en los gobiernos municipales, varias localidades valencianas, como Xàtiva, Benifaió, Simat, Sueca o Tavernes de Valldigna, anunciaron consultas populares para mantener o prohibir este tipo de festejos. Alzira los prohibió directamente y el Ayuntamiento de Gandía se mostró tajante en contra de cualquier tipo de celebración taurina oficial. Incluso, el tema se planteó en el municipio alicantino de Dénia, donde los ‘bous a la mar’ es una de sus principales fiestas.

Acciones que la Federación de Bous al Carrer de la Comunidad Valenciana tacha de “oportunistas” e “ilegales”. El presidente de este colectivo, Vicente Nogueroles, se muestra contundente al asegurar que cualquier celebración unida al mundo de los toros está amparada por la constitución, y no duda en afirmar que “los alcaldes sólo buscan protagonismo y rédito político porque saben que es un tema de candente actualidad que mueve las redes sociales, llena portadas de periódicos y minutos de televisión”.  “No hay maltrato animal, no hay argumentos contundentes para ello”, critica. Además, insiste en que “hay que coger el toro por los cuernos” y que el propio colectivo dispone de medios legales para paralizar el veto al mundo taurino en los municipios valencianos.