Tots a una veu el 9 d’Octubre reivindica la visibilidad de la Comunitat

Giner: “Valéncia debe ser una ciudad cómoda y abierta, con proyecto de futuro para todos”Giner: “Valéncia debe ser una ciudad cómoda y abierta, con proyecto de futuro para todos”

Las calles del centro de Valencia se convirtieron ayer en un hervidero de gente para celebrar el día de la Comunitat Valenciana, el 9 d’Octubre, que este año ha querido llevar como lema ‘Tots a una veu’. La comitiva ha ido llegando poco a poco a Les Corts para entregar las distinciones de la Generalitat. Después ha dado comienzo la procesión cívica para trasladar la Senyera hasta el balcón del Ayuntamiento. Durante el recorrido, han habido algunas voces más radicales enarbolando el catalanismo, aunque han sido minoritarias. También el valencianismo político ha tenido su visibilidad, reclamando los derechos de los valencianos en materia de financiación y como autonomía.

Por su parte, el President de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que el sentido del 9 d’Octubre, “un día de fiesta cívica de pueblos y ciudades, de fraternidad y hermanamiento”, es que “el pueblo valenciano, unido, sea capaz de convertir “el problema de la Comunitat Valenciana en parte de la solución de España”.

En estos términos se ha expresado el jefe del Consell durante el acto de entrega de las distinciones.  “Todos juntos conseguiremos que el problema valenciano se convierta en parte de la solución de España; ese es el sentido del 9 d’Octubre”, ha declarado Puig.

El President ha apelado a la unidad de los valencianos y valencianas, porque será esta unidad la que “permitirá romper los muros de la invisibilidad valenciana; una fuerza que nos permitirá volver a estar presentes en los grandes debates de futuro”.

“Les propongo una vía valenciana, un nuevo proyecto de prosperidad”, ha dicho Puig, que ha expresado su deseo de que la sociedad valenciana “sea un modelo de convivencia, de cohesión, de bienestar social y de progreso económico”. “Debemos cultivar nuestro orgullo de pueblo, pero no como una forma de vanidad, sino como un estímulo para construir nuestro presente y para avanzar hacia nuestro futuro”, ha concretado.

“Nuestro pueblo no extraerá de la injusticia lamentos, sino argumentos para hacer viable el autogobierno y, de esta manera, hacer sostenible la convivencia en un proyecto común y plural”, ha puntualizado el President, quien ha dicho que, en la actualidad, “valencianizar significa capacidad de entendimiento, reparación de derechos, reconstrucción económica, fuerza y unidad par defender la causa justa de la financiación”.

Tal y como ha destacado el President, “el auténtico patriotismo no incita a la vanidad, sino a la responsabilidad y a la estima tanto de aquello que hemos heredado como de lo que debemos hacer, de ahora en adelante, para dejar la herencia que se merecen las nuevas generaciones”.

Por esa razón, ha pedido que el 9 d’Octubre sirva como motivo de alegría y de fiesta, pero también para reflexionar y transformar los valores de la sociedad, valorando las “mejores” herencias de una historia “diversa y rica” y los valores de los valencianos y valencianas “que no merecen el olvido”.

El President ha destacado que, pese a las dificultades en materia de inversiones y financiación, los rasgos que caracterizan al pueblo valenciano, como el esfuerzo, la honradez y la generosidad, se han consolidado. “En esos valores nos reafirmamos cada 9 d’Octubre, cada nuevo día, y plantamos cara a las contrariedades, ofrecemos respuesta a las incertidumbres e inyectamos coraje a la inercia”, ha señalado.

Acto Institucional del  9 d'octubre

Acto Institucional del 9 d’octubre

Distinciones de la Generalitat

En nombre de todos los premiados, el escritor Joan Francesc Mira ha reivindicado que “la fuerza de ciertos valores y actitudes se encuentra todavía intacta, a pesar de todo, entre buena parte de los valencianos”. Mira, además, ha hecho un llamamiento a aprovechar el 9 d’Octubre “para saber de dónde venimos, dónde nos encontramos y, sobre todo, hacia dónde queremos ir”.

El Consell ha concedido la Alta Distinción de la Generalitat al pintor Juan Genovés y a la que fuera una de las primeras atletas valencianas, Alejandra Soler, mientras que la Distinción de la Generalitat ha sido para la catedrática de la UNED Celia Amorós, referente del feminismo; Patricia Campos, la primera mujer piloto de reactor en España; y a la Unión Nacional de Entidades Festeras de Moros y Cristianos.

Por otro lado, la Distinción al Mérito Cultural ha recaído en los artistas Manuel Boix y Carmen Calvo, la catedrática en arqueología Carmen Aranegui y el Teatro Olympia; y la Distinción al Mérito Científico ha sido para Francisco Mojica y para el catedrático de Economía Andrés Pedreño.

En cuanto al Mérito Deportivo, ha sido reconocido el trabajo de Orlando Ortega, plata en 110 metros vallas en Río 2016; Kim López, oro en lanzamiento de peso en los Juegos Paralímpicos Río 2016; Ait Khamouch, plata en maratón en los Juegos Paralímpicos Río 2016; Ariadna Edo, bronce en 400 metros libre en los Paralímpicos Río 2016; Sara Marín, nueve veces campeona de España de discapacitados psíquicos; Mercedes Peris, campeona de Europa 2012 en 50 metros espalda; Álvaro López, jugador internacional de Pilota Valenciana; y el Club Deportivo Herca por su 50 aniversario.

Las distinciones al Mérito Empresarial y Social, entregadas este año por primera vez, han correspondido a la empresa Chocolates Valor, la directiva de la empresa Boluda Corporación Marítima, Charo Coll, y a los sindicalistas Antonio Montalbán, de CCOO, y Rafael Recuenco, de UGT.

La Distinción al Mérito por Acciones a favor de la Igualdad y por una Sociedad Inclusiva se ha concedido, también en su primera convocatoria, al Colectivo Lambda, en su 30 aniversario, y a José Antonio Bargues, impulsor de la Asociación Domus Pacis-Casal de la Pau, que atiende a personas en situación de vulnerabilidad extrema.

Finalmente, la Distinción de Embajador de la Comunitat Valenciana ha sido entregada a Josep Almudéver, uno de los últimos brigadistas internacionales vivos y que actualmente reside en Marsella, y la de las Letras Valencianas, al escritor Joan Francesc Mira.