2.200€ mensuales por un restaurante junto a la Lonja

El Consell impulsa una marca que identifique los productos pesqueros de la Comunitat

El Consorcio Valencia 2007 ha sacado a concurso un restaurante junto a la Lonja de Pescadores, según recoge este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE). La Marina culmina así el proceso de renovación de su oferta gastronómica con la licitación de este local, que se suma a seis restaurantes ya licitados, dos de los cuales han sido ya adjudicados, además de un local de ocio y el club de playa, cuyo plazo de presentación de ofertas termina este miércoles.

El local fue formalmente entregado el pasado jueves por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente al Ayuntamiento de Valencia, y ha sido construido dentro del Plan Confianza, según informa la Generalitat.

Se encuentra situado junto a la Lonja de Pescadores, en la zona sur del canal. Cuenta con 150 metros cuadrados de superficie cubierta, 50 metros de terraza junto al canal y la posibilidad de crear una terraza lateral de hasta 200 metros cuadrados.

El canon de licitación es de 2.200 euros mensuales en invierno -desde noviembre hasta abril, ambos inclusive- y de 2.800 euros mensuales en el periodo de verano -desde mayo a octubre, ambos inclusive-. Este canon es susceptible de ser mejorado al alza por los licitadores en su oferta. La concesión es por 10 años.

Dada su cercanía a la Lonja de Pescadores, se busca una oferta centrada en el pescado y productos, procedentes fundamentalmente de la Lonja. El plazo de presentación de ofertas termina el 19 de mayo a las 13 horas, y se espera que, una vez adjudicado, previsiblemente a finales de ese mes, pueda comenzar a funcionar en verano.

Con esta última adjudicación se completa la nueva oferta de restauración de Marina sur, conformada por el restaurante Sausalito, abierto desde el pasado verano, y otro local, recientemente adjudicado a Vinícolas-Raúl Aleixandre que, en dos meses, abrirá sus puertas.

Dentro del plan de usos de la Marina, está prevista la construcción de una nueva lonja de pescadores que, junto a la labor tradicionales pesqueras, fomente usos educativos, medioambientales y gastronómicos.

El propósito es dar a conocer la importancia y tradición histórica de la labor que realizan los pescadores de la cofradía, al tiempo que se incentive el atractivo turístico para los visitantes, mediante la creación de espacios abiertos al público, zona de compra de pescado y zonas de degustación gastronómica, como existe en otras ciudades españolas y europeas. La intención de la Marina es comenzar la puesta en marcha del proyecto en el segundo semestre de 2014.