Claro que Podemos, la marca de Pablo Iglesias en Valencia

Podemos no se presentará a las elecciones municipales pero sí a las autonómicas. Para las locales, los círculos de cada ciudad deberán presentar su candidatura junto a otras formaciones que opten a los ayuntamientos. En el caso de Valencia ciudad, la formación de Pablo Iglesias presentará la candidatura Claro que Podemos, que optará al Consejo Ciudadano de Podemos con una lista integrada por 22 personas, con Jaime Paulino Cuenca como candidato a la Secretaría General. Se trata de una candidatura compuesta “por personas con una larga trayectoria de compromiso en diferentes colectivos ciudadanos y movimientos sociales de la ciudad”.

En la candidatura se incorporan profesionales y activistas con experiencia en diferentes áreas, como economía, derechos humanos, cooperación, agroecología, género y políticas de igualdad, arquitectura, banca ética, educación, cultura, gestión municipal, comunicación, filosofía y trabajo social, entre otras, según ha informado Claro que Podemos en un comunicado.

Se trata de una propuesta de Consejo Ciudadano “multidisciplinar”, basada en “áreas transversales que fomentan la colaboración, que sea capaz de dar servicio a los círculos en las áreas técnicas y trabaje en propuestas para una Valencia del siglo XXI”.

Una parte de las personas que componen Claro que Podemos en Valencia trabajan desde el principio en Podemos. Otra, además, participa desde hace meses en la construcción de una candidatura ciudadana que permita llevar la metodología de Podemos al Ayuntamiento, y seguirá haciéndolo si es elegida, desde el Consejo Ciudadano.

POR UNA POLÍTICA MÁS SOCIAL

Claro Que Podemos en Valencia destaca de su documento político el objetivo de “recuperar la política para las personas, y crear herramientas para situar las instituciones nuevamente al servicio del bien común”.

En su propuesta organizativa, se propone la integración de los círculos de barrio en el Consejo Ciudadano, gracias a la creación de una coordinadora con competencias claras, y la obligatoriedad de tratar en común las materias de especial interés y sensibilidad para los barrios, ha explicado. Considera necesario construir una cultura de la participación en el ámbito local, abrir espacios de comunicación y alianzas con la ciudadanía y que los barrios tengan voz en las políticas municipales.