El ‘león come gamba’ no es rencoroso

El “león come gamba” sigue siendo noticia. Alberto, el primer eliminado de la tercera edición del concurso ‘Masterchef‘ a raíz de la elaboración del plato ‘león come gamba’, ha manifestado este viernes que utilizará el premio de consolación del programa en comprar ingredientes para hacer pasteles con los que “endulzar la vida” de su familia y amigos.

Convertido en fenómeno viral en las redes sociales la creación gastronómica ‘león come gamba’ que le valió la expulsión fulminante del concurso de talentos culinario de La 1 de TVE, el joven valenciano ha recibido esta mañana una tarjeta-regalo de 900 euros que le permitirá comprar hasta final de año en el Supermercado El Corte Inglés, patrocinador de Masterchef.

Tras recibir el premio, Alberto ha asegurado que su intención es “seguir cocinando y seguir haciendo pasteles” que puedan endulzar la vida de sus allegados. En declaraciones a Europa Press, ha admitido que su paso por el programa televisivo fue una experiencia “más bien dura”.

“Hice un plato muy malo y me fui de una manera un poco abochornante”, ha recordado, y aunque “Igual sí que repetiría, no arriesgaría tanto en las pruebas”, ha aseverado.

Su actuación en Masterchef ha sido de las más vistas, “pero tampoco era lo que pretendía”. Su intención era “aprender a cocinar” y al final, no ha logrado su objetivo, ha lamentado.

Ante las duras críticas que recibió su plato por parte del jurado del programa, Alberto ha asegurado que no guarda rencor a Masterchef. “El programa hizo su parte y yo hice la mía y ya está”, ha zanjado.

A partir de ahora, el joven estudiante de primero de Medicina se centrará en acabar su carrera y en sus ratos libres continuará cocinando y haciendo cursos de cocina pero “más como un hobby”.