La cabalgata histórica del 9 de octubre se le atraganta a cultura

Los vestidos, bandeloras y estandartes que se utilizaron en la cabalgata histórica del 9 de octubre de 2008 llevan seis años cogiendo polvo en unas naves de Ribarroja del Turia, mientras los sucesivos titulares de la Conselleria de Cultura no han encontrado la fórmula para amortizar los 700.000 euros invertidos.

El desfile para celebrar los 800 años del nacimiento de Jaume I, a semenjanza del que Alfons el Magnàmin hizo en 1428 para conmemorar la entrada del conquistador en la ciudad se inició con mal pie. La lluvia apenas dejó arrancar a la cabalgata por las calles del centro histórico.

Desde entonces los trajes, zapatos y complementos recreados para la ocasión están almacenados en una nave industrial y las armas están depositadas en una armería que se encarga de evitar, principalmente, que se oxiden. Las facturas de almacenamiento, seguridad y mantenimiento las paga hasta ahora la Fundación Jaume II El Just, encargada de la organización del evento.

Desde que el agua arruinó la fiesta, los sucesivos equipos de la Conselleria de Cultura han intentado dar salida a los trajes y las armas para “amortizar” la inversión, buscando fechas y recoridos, sin éxito.

En 2011, la conselleria rescató el proyecto con motivo del Any Jaume I para reeditar el evento para 2012 y que fuera, incluso, itinerante. Se apuntó a la fecha del 2 de febrero, coincidiendo con el cumpleaños de Jaume I. Pero la cabalgata no llegó a salir.

La última en pronunciarse ha sido la actual consellera de Cultura, María José Catalá, quien apuntó a finales del pasado año que la reedición de la cabalgata histórica queda supeditada a la reestructuración de la Fundación Jaume II EL Just. Esta reforma de la entidad incluiría la puesta en valor de su patrimonio, incluido el vestuario ahora almacenado.

Una de las posibilidades para amortizar la inversión es ceder o alquilar el vestuario y las armas a terceros, como a ayuntamientos y entidades culturales de la Comunitat. Sin embargo, la anterior titular de Cultura, Lola Johnson, se opuso a ello porque los trajes, banderas y estandartes podrían sufrir un “desgaste irreparable”.

Tan solo se han atendido dos solicitudes de préstamo en seis años, una para la grabación de un documental sobre Joanot Martorell y unas banderolas cedidas al Ayuntamiento de Antella coincidiendo con el IV centenario de la entrega de la Carta Pobla a la localidad.

Johnson, aseguró a preguntas del grupo parlamentario socialista que “todo este material y esfuerzo es patrimonio valenciano y queremos que la cabalgata en honor de Jaume I se pueda volver a celebrar en un futuro con carácter exclusivo por parte de la Generalitat”. Asimismo, insitió en que “estamos tratando de encontrar las condiciones para que la cabalgata tenga continuidad el tiempo”.

El diputado socialista Juan Soto ha criticado el “derroche” que se efectuó en su día y que ahora “lamentablemente ese patrimonio está almacenado sin que ni siquiera se sepa que hacer con todo aquello”.