SanitatSolsUna critica la “cobardía política” del President Puig tras cumplirse dos meses desde la petición de una reunión sobre La Ribera

Comunicado sobre las charlas de la Conselleria de Sanitat sobre la reversión del Hospital de La Ribera, Ribera SaludComunicado sobre las charlas de la Conselleria de Sanitat sobre la reversión del Hospital de La Ribera, Ribera Salud

La Junta Directiva de SanitatSolsUna, la asociación de profesionales y ciudadanos que defiende el modelo Alzira, ha criticado la “cobardía política” del President Ximo Puig al cumplirse dos meses desde la petición de una reunión sobre la reversión que la Conselleria de Sanidad tiene programada para el departamento de salud de La Ribera el 1 de abril de 2018.

“Sólo faltan tres meses y medio para que Sanidad se encargue de la gestión del Hospital de La Ribera, según los plazos que maneja el Gobierno valenciano, pero nadie en la Conselleria ni en el Consell sabe qué hacer ni cómo hacerlo”, aseguran. “La gestora de la asociación pidió una reunión con el President Puig para exponerle a él en persona, desde el punto de vista de los profesionales, porque nosotros no somos políticos, cuáles serán las consecuencias de la reversión, si es que finalmente la llevan a cabo”, aña- den.

Según la directiva de esta asociación, que representa a más de 1.600 profesionales y ciudadanos en favor del modelo Alzira y que ha recogido más de 20.000 firmas en change.org, “a 100 días de la reversión ya hemos visto que el personal a extinguir puede recibir una carta de despido como la de los 89 farmacéuticos hace dos semanas, que la escasa inversión anunciada no se ha concretado y puede esfumarse por la falta de liquidez del Gobierno, y que las listas de espera crecen exponencialmente en los hospitales de Conselleria mientras en los nuestros se mantienen o bajan”.

“No queremos pasar el calvario que aseguran que están pasando las plantillas de los consorcios que han pasado a depender de la Generalitat en la gestión, con despidos, pleitos, eliminación de especialidades, falta acucian de profesionales como cirujanos infantiles y prácticas que están siendo denunciadas incluso por los sindicatos, a quienes por cierto, ahora intenta callar la vicepresidenta”, aseguran desde SanitatSolsUna.

“Cuando pedimos la reunión con el President Puig hace algo más de dos meses queríamos hacerle entrega simbólica de las 20.421 firmas recogidas en change.org y, además, advertirle de las consecuencias que de la reversión, algunas de las cuales empiezan ya a pasar factura a pacientes y profesionales, por el bloqueo de la Conselleria a muchas de las decisiones que afectan a la gestión diaria del Hospital”, aseguran desde SanitatSolsUna.

Entre otras, explican, la imposibilidad de contratar personal, de facilitar contratos indefinidos actualmente el 90% de la plantilla es fija- y de garantizar futuros tratamientos que dependen de inversiones que la concesionaria sí que tiene previstas pero no la Conselleria.

Desde la asociación que defiende el Modelo Alzira aseguran que la Conselleria de Sanidad “no va a poder gestionar el Hospital de La Ribera de la misma forma en la que lo hace la concesionaria y por tanto, será imposible que preste el mismo servicio”. “Para empezar, tienen horarios más limitados de atención a los ciudadanos, por lo que, si se revierte el Hospital de La Ribera, se dejará de operar por las tardes y como consecuencia, se aplazarán más de 30 operaciones cada día.

No hay que ser un genio para darse cuenta de que, en pocos meses, las listas de espera serán inasumibles. Y eso es sólo un ejemplo”, aseguran.