C’s ve coherente y sensata la suspensión del espectáculo pirotécnico en la fiesta de Fin de Año

Ayuntamiento de Valencia

C’s ve coherente y sensata la suspensión del espectáculo pirotécnico en la fiesta de Fin de Año. El grupo municipal de Ciudadanos (C’s) en el Ayuntamiento de Valencia ha calificado de “coherente y sensata” la suspensión del espectáculo pirotécnico en la fiesta de Nochevieja que se celebrará este jueves en la plaza consistorial, tras los informes negativos de la Delegación de Gobierno en la Comunitat Valenciana que “desaconsejan” la exhibición desde la azotea del edificio.

Así se han pronunciado los concejales de C’s, Manuel Camarasa y María Dolores Jiménez, en un comunicado respecto a la suspensión del espectáculo de pirotecnia en la primera fiesta de Fin de Año que se celebrará en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, tras la decisión de Delegación de no permitir el espectáculo por informes técnicos negativos en cuanto a la distancia requerida para su celebración entre el balcón y la ciudadanía.

“Nos parece asumir demasiado riesgo realizar un espectáculo pirotécnico en la azotea del Ayuntamiento si los informes de los técnicos de Delegación de Gobierno lo desaconsejan”, ha declarado Camarasa.

Al respecto, ha apuntado que “otras ciudades de España celebran espectáculos similares, pero hay que tener en cuenta los kilogramos de pólvora, los calibres y los soportes”, que en su opinión “son cuestiones importantes dada la altura de la ubicación del espectáculo, así como contar con los informes técnicos y jurídicos pertinentes”.

El edil ha señalado de esta forma la necesidad de tener en cuenta que la azotea tiene una cristalera recuperada y de gran valor, que, en su opinión, “podría verse afectada por los cascotes de pólvora“. A su juicio, el equipo de gobierno local “ha empezado la casa por el tejado contratando y anunciando unos contenidos sin saber si los podrían ejecutar.

En la misma línea se ha manifestado la responsable de Seguridad Ciudadana, que ha reivindicado que “la seguridad tiene que estar por encima de las decisiones políticas”, y que “para un espectáculo de este tipo hay que tener en cuenta la legislación y cumplirla, teniendo en cuenta la distancia que hay con los edificios colindantes y sin poner en peligro a los ciudadanos”.