El PPCV vuelve a apropiarse del valencianismo

Bonig afirma que el PPCV trabajará para unir y no dividir a los valencianosBonig afirma que el PPCV trabajará para unir y no dividir a los valencianos

La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, (PPCV), Isabel Bonig, ha afirmado que su partido trabajará “para unir y no dividir a los valencianos” y “peleará por el orgullo de pertenencia a esta tierra”. Bonig se ha manifestado así en la conferencia El valencianismo político ante la encrucijada, en el Club de Encuentro Manuel Broseta. “El valencianismo en el que creo será el que defienda el partido que dirijo. Un valencianismo que logre que nuestra comunidad ocupe, de una vez por todas, el sillón que por derecho le corresponde en esa gran mesa que es Madrid y donde se toman gran parte de las decisiones que condicionan nuestro futuro”, ha indicado.

La líder del PPCV ha afirmado que el centro derecha valenciano “siempre ha trabajado con ese objetivo y lo seguirá haciendo, situando entre sus máximas prioridades la defensa de los intereses de los cinco millones de valencianos”. Bonig ha afirmado que el PPCV “representa a miles de valencianos con los que compartimos creencias y principios. Creemos en España como nación plural e integradora”.

En este sentido, ha sido clara: “Creemos en la salvaguarda de los derechos y libertades que consagra nuestra Carta Magna, con la libertad como eje vertebrador de todos ellos. Creemos en el autogobierno como el mejor  marco desde el que sentar las bases de un futuro mejor para  esta tierra. Creemos en la seguridad. En la estabilidad. En el imperio de Ley. En la cultura del esfuerzo. Y en el mérito y capacidad”.

Bonig ha asegurado que los años ochenta sirvieron para resolver algunos asuntos importantes desde el punto de vista identitario, como poner fin al debate onomástico o al debate lingüístico a través de la Llei d´Ús i Ensenyament en Valencià que, ha matizado, “mi partido respetó en sus 20 años de gobierno. Desde entonces nos llamamos Comunitat Valenciana, y nuestra lengua es el valencià”..

Además, ha afirmado que el PPCV está “muy alejado de la inmersión lingüística, del requisito lingüístico, de esconder la bandera nacional detrás de las cortinas, de la defensa del derecho a decidir, del eslogan de “Espanya ens roba” o de no respetar la onomástica del Estatut”. Al respecto, ha señalado que ni ella ni si partido creen “que el futuro de esta sociedad pase por impermeabilizarla creando unas fronteras lingüísticas y/o administrativas, que estoy convencida redundarán en el aislacionismo de nuestra sociedad, en su pérdida de competitividad y, por tanto, en pérdida de empuje económico y empleo”.

La presidenta del PPCV ha asegurado que el valencianismo en el que cree “no está centrado exclusivamente en las cuestiones identitarias, porque esa etapa ya la pasamos. Por eso nos preguntamos ¿cómo es posible que el actual ejecutivo vuelva a replantear esas cuestiones que los valencianos habíamos dado por zanjadas?”.