Alemania gana el Mundial de Brasil

Alemania se ha proclamado campeona del Mundo, por cuarta vez en su historia, después de superar (1-0) a Argentina en la final del Mundial 2014 celebrada en el Estadio de Maracaná de Río de Janeiro, un título que llevó a tierras germanas Mario Götze con un gol en el minuto 113.

El conjunto argentino, liderado por un gran Messi, no acertó a ver puerta a pesar de jugar 90 minutos a gran nivel. La gran final fue el mejor partido de los de Alejandro Sabella en Brasil, pero en frente, Alemania esperó paciente y en la prórroga, mucho más entera, volvió a arrebatar el título a la albiceleste como en la final de Italia 90.

La selección alemana ha conquistado el Mundial de Brasil 2014, obteniendo así por fin un título una generación que había llegado hasta como mínimo las semifinales en todos los grandes torneos disputados desde 2006, pero que nunca había conseguido ni Eurocopa ni Mundial en estos 8 años.

Apostando por sus hombres, apostando por el juego, por el balón corriendo más que los jugadores, Alemania se ha presentado en Brasil, donde en el primer partido goleó a Portugal (4-0), después dejó uno de los encuentros del Mundial en el empate ante Ghana (2-2) y por último, tras varios partidos algo peores, han dejado dos momentos para la historia.

El primero será recordado probablemente para la eternidad como el mejor partido de un equipo en la historia de los Mundiales. Fue en semifinales, ante la anfitriona Brasil. Allí los alemanes elevaron su fútbol a la máxima expresión y en tan solo media hora se pusieron 0-5, para acabar 1-7. Ver a ese equipo jugar devolvió la ilusión al aficionado tras un Mundial en el que ha habido más emoción y tensión que juego.

El otro choque que pasará a la posteridad será la final ante Argentina. Ante su rival favorito desde que le ganó la final en 1990, el que era hasta este domingo su último título mundial. Al que eliminó en los dos últimos Mundiales antes de ganarle en el último choque en Brasil con un gol de Götze, una nueva perla, en el minuto 113.

Gotze celebra el gol del Mundial Brasil 2014 Alemania

Así logró Alemania su cuarto Mundial, un triunfo de una selección acostumbrada a triunfar. Pero lo realmente importante, lo que debe quedar, es que ante la racanería predominante en el resto de equipos, imperó el triunfo de una idea, de un estilo. Löw apostó por algo hace 8 años, lo llevó adelante ante todo y ante todos y acabó encontrando recompensa. Y no una cualquiera, sino una bañada en oro y nada menos que en Maracaná.