Ivanschitz: “El del Athlétic será un partido muy duro”

Andreas Ivanschitz tiene capacidad para transformar el destino de cualquier confrontación de la competición. Su exquisita zurda le permite mutar y cambiar el desarrollo y la evolución de los duelos en los que está inserto el Levante. No se trata de una sensación etérea. Lo viene demostrando en la sociedad azulgrana con hechos en su primera experiencia en el entorno de la Liga BBVA.

Es el máximo asistente del grupo que conduce Caparrós. Es una condición palpable y demostrable tan manifiesta como su lograda aclimatación al marco en el que está compitiendo cada semana en la defensa de los colores azulgranas. Andreas fue capaz de entender las peculiaridades del espacio en el que combate en el interior del verde. Y quizás a modo de corolario de todos esos factores que se retroalimentan prevalezca la relación que mantiene con el club de Orriols. Hay una perfecta imbricación con la sociedad granota. “El Levante es un club y una familia perfecta para mí”, relata en un excelente español.

“Mi familia y yo estamos muy contentos aquí. Mis hijos van al colegio y mi mujer está muy bien. Todo marcha muy bien”. Y esta ligazón se traslada al interior del vestuario. El atacante austriaco siente el calor de sus compañeros. “Estoy muy contento de estar en este equipo. Este equipo es como una familia. Me ha ayudado mucho”. Las aptitudes y facultades del internacional con la Selección de Austria no se discuten. Por norma, Ivanschitz es el encargado de ejecutar la mayoría de las acciones que responden a la estrategia. Patea los lanzamientos directos o indirectos a media distancia y suele encaminarse hacia las bandas para enfrentarse a los saques de esquina, pero Juanfran consigna más virtudes. “Ayuda mucho en tareas defensivas. Está trabajando muchísimo por el equipo”. Palabra del capitán del Levante.

Lo cierto es que Ivanschitz se ha convertido en uno de los pilares fundamentales del esquema táctico presentado por Joaquín Caparrós. Y el futbolista trata de responder sobre el verde a la confianza que le ha transmitido el preparador andaluz. “Es muy importante para mí jugar bien”. Lejos de centrar la atención en cuestiones del ámbito más personal dimensiona al colectivo por encima de cualquier otro aspecto. En ese sentido, se presenta como un eslabón más en el engranaje del juego granota. “Es importante ayudar al equipo”. Por esa razón, acentúa más su condición de anunciador del gol y principal asistente del bloque que las dianas alcanzadas.

“He metidos dos o tres goles durante la temporada, pero eso no es lo que más importa. Lo más importante son los objetivos del equipo y las asistencias que he logrado son importantes”. Ivanschitz enfatiza el significado de la victoria alcanzada en Granada (0-2). Admite que el equipo tenía mucha presión antes del inicio la confrontación, si bien el triunfo liberó tensiones y sitúa a la escuadra blaugrana muy cerca del desafío que representa la permanencia. “Habíamos perdido dos partidos en casa. Esta victoria fue muy importante. Estamos contentos y felices. Tenemos cuarenta puntos y ese era el objetivo”. Andreas, que defiende que en el fútbol español prevalece la cultura del balón por la fuerza y la rapidez de la Bundesliga, apuesta por perpetuar y trasladar las coordenadas establecidas en Granada en el duelo ante el Athletic. “Estuvimos muy juntos y compactos y tenemos que jugar como un colectivo. El Athletic es un equipo muy bueno. Será un partido muy duro para nosotros”.

Foto: Jorge Ramírez / Texto: Levante UD