Kingdom Holding Company perfila su propuesta por el Valencia

Representantes de la Kingdom Holding Company habrían mantenido la semana pasada en Madrid un encuentro con representantes de Bankia para perfilar de manera casi definitiva la propuesta que presentarán como vinculante en el proceso de venta el Valencia CF, SAD. La entidad bancaria no ha querido pronunciarse sobre la existencia de dicho cónclave. El plazo para la recepción de ofertas vinculantes finaliza el 1 de abril y, al igual que ocurre con el resto de inversores interesados, sólo se sabrá si formalizan la propuesta en las últimas horas de plazo.

Fuentes conocedoras de la negociación sitúan la propuesta de este grupo de empresas de orígen saudí y propiedad de SAR el príncipe Al-Waleed bin Talal en una oferta carente de quita para el banco, que vería reembolsados los 220 millones que prestó al Valencia CF y los 85 que dio a la Fundación. También se abonarían los 4,8 millones de euros sufragados por el Instituto Valenciano de Finanzas en concepto de intereses. Su inversión deportiva a corto y medio plazo superaría los 250 millones de euros.

Las mismas fuentes sitúan el origen de esta operación muchos meses atrás y la enlazan a la propuesta presentada por el grupo Sempre Valencia, cuya puesta de largo pública tuvo lugar en enero de 2013 en una rueda de prensa llevada a cabo en Valencia. El proyecto ha ido mutando de forma, de inversores interesados y de cabezas visibles con el paso de los meses, aunque desde el principio una de las piezas claves en el engranaje ha sido el empresario Juan Villalonga y sus colaboradores más estrechos.

El príncipe Al-Waleed junto al príncipe Carlos de Inglaterra / Foto: KHC

OPERACIÓN DE ENVERGADURA A NIVEL INMOBILIARIO

Kingdom Holding Company ha enmarcado la operación para la adquisición de la deuda del Valencia y de su mayoría accionarial dentro de una serie de negociaciones que incluyen varios otros frentes dentro de la Comunitat Valenciana. De ahí que el Consell que preside Alberto Fabra haya estado pendiente e informado a grandes rasgos de los movimientos llevados a cabo en los últimos meses. La Generalitat, no obstante, mantiene abierta la puerta al resto de ofertas hasta principios de abril.

A cambio de ver devueltos de forma íntegra los más de 300 millones prestados al club y su Fundación, el banco deberá ofrecer al comprador una serie de activos en condiciones ventajosas procedentes de la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria) a la que han ido parar todos los activos ‘tóxicos’ del Grupo BFA-Bankia. Aunque dichos activos sean propiedad de la Sareb, la entidad financiera cedente, en este caso, el Grupo Bankia, sigue siendo el responsable directo de la gestión, administración y comercialización de todos ellos.

Junto a la adquisición del club se llevarán a cabo media decena de operaciones inmobiliarias con unas condiciones muy ventajosas para el comprador a la hora de adquirir solares y propiedades de las que Bankia se vio obligada a deshacerse hace meses. Los ambiciosos planes de la Kingdom Holding Company han sido ligados por fuentes conocedoras de la negociación a la construcción de un hotel, un centro comercial o la finalización del Nuevo Mestalla, así como potenciales inversiones en proyectos como el Parque Central o la Marina Real Juan Carlos I. Otro de los motivos que ha propiciado la buena acogida por parte de Bankia a esta propuesta es la posibilidad de que el capital del ‘holding’ empresarial entre de lleno en el proceso de privatización de la entidad bancaria tras su rescate en mayo de 2012.

¿QUÉ ES LA KINGDOM HOLDING COMPANY? ¿QUIÉN ES AL-WALEED BIN TALAL?

La participación de este conglomerado de empresas dentro del accionariado de un banco no es un paso novedoso en su plan de negocio. La Kingdom Holding Company posee el 2% de Citigroup -matriz de Citibank– y la propiedad del United Saudí Bank, que pasó a formar parte del conglomerado Samba Financial Group en 1999. Esta firma bancaria posee oficinas, además de Arabia Saudí, en Londres, Qatar, Dubai y Pakistán.

Más allá del negocio financiero, este ‘holding‘ ha invertido a lo largo de las últimas décadas en grandes multinacionales como Coca-Cola, The Walt Disney Company, Procter & Gamble, PepsiCo, McDonald’s, Ford o Hewlett-Packard.

Actualmente, además de centrar parte de su negocio en el sector de los hoteles de lujo -posee la mitad del accionariado de la cadena hotelera Four Seasons y la propiedad absoluta del hotel George V en París-, ha trasladado sus inquietudes al mundo de la comunicación: participa en AoL y Apple, pagó 300 millones de dólares a cambio del 2% accionarial de la red social Twitter, y retiene el 1% de las participaciones en el conglomerado News Corporation, que engloba a gigantes como 20th Century Fox, National Geographic, The NY Post o Sky.

El fundador, director general y propietario al 95% de la Kingdom Holding Company es SAR Al-Waleed bin Talal, un inversor y empresario perteneciente a la familia real saudí y que posee una fortuna de unos 20.000 millones de dólares según la revista Forbes. El Índice Bloomberg de millonarios lo ubicó en 2013 en el puesto 15 de las personas más ricas del planeta.

Foto: Goldstein-Goldstein