La rodilla de Oriol Romeu puede dejar al jugador fuera de combate más de un mes

El fichaje de Oriol Romeu el pasado mes de agosto entrañaba un riesgo alto después de superar una grave lesión: el jugador estuvo más de seis meses en el dique seco por una lesión en el ligamento anterior cruzado de su rodilla derecha durante su etapa como jugador del Chelsea. Tras firmar su cesión por el Valencia, hasta ahora la articulación del jugador había respondido bien. Sin embargo, el centrocampista catalán podría ser baja durante muchas semanas de confirmarse los problemas en su rodilla.

Las sensaciones del jugador son muy negativas después de retirarse de la sesión de entrenamiento esta mañana con dolor en su rodilla. El futbolista recibía las atenciones de los galenos del club, para inmediatamente acercarse al Centro de Rehabilitación de Levante a someterse a pruebas médicas. Tras regresar a Paterna, abandonaba con semblante serio la Ciudad Deportiva. Está previsto que esta tarde lleve a cabo nuevas pruebas para determinar el alcance exacto de la lesión.

El Valencia ha informado en un comunicado de que Oriol Romeu presenta “sintomatología compatible con una meniscopatía interna”. Una posible rotura de menisco que, de confirmarse en las próximas horas, dejaría al centrocampista fuera de combate durante un plazo de entre cuatro y seis semanas.

DOLORES HABITUALES Y EL FICHAJE DE KEITA

La posible baja de Oriol durante más de un mes abre las puertas a la posibilidad de que Keita comience a tener continuidad en la medular. La rodilla del jugador catalán preocupaba, y mucho, en el seno de la entidad, ya que el centrocampista ha disputado esta temporada varios partidos infiltrado para calmar los dolores.

Las molestias habituales en la rodilla operada eran conocidas por parte de la dirección deportiva. El fichaje de Keita hasta final de temporada, con la posibilidad de ampliar su vinculación más allá del 30 de junio, ayudaría a mitigar la baja del jugador propiedad del Chelsea, por el que el Valencia no tiene opción de compra.