Paco Alcácer o el arte de golear al primer toque

Paco Alcácer es el hombre de moda en el valencianismo, rivalizando muy seriamente con la figura del técnico argentino Juan Antonio Pizzi. Bien lo merecen sus cinco goles en los últimos cinco partidos de Liga disputados -Espanyol, Barcelona, Betis y Granada, quedándose ‘seco’ en el duelo de la semana pasada frente al Sevilla-, casi todos ellos poseedores de una curiosidad: han sido anotados al primer toque y tras una asistencia proveniente de la banda derecha.

Y el único que no fue así de esta racha goleadora en el campeonato doméstico, se produjo contra el Espanyol en Mestalla para iniciar la serie después de una asistencia por el centro de Banega. El joven atacante de Torrent criado en la Ciudad Deportiva de Paterna la acomodó con el pecho para fusilar a renglón seguido al guardameta ‘perico’.

Desde entonces, el matrimonio de Paco Alcácer con el primer palo, los centros desde la banda derecha que llevan la firma de Feghouli o Barragán -sólo Vargas alteró esta norma en la asistencia del primer gol suyo frente al Betis- y los remates al primer toque que acaban en el fondo de las mallas rivales es total.

Tanto que la grada de Mestalla ya no concibe una alineación titular sin la ‘perla’ de 20 añitos, que ya brilla con la fuerza que esperaban todos aquellos que llevan viéndole marcar goles desde que era un mocoso. Contra el Granada tuvo que esperar su oportunidad en el banquillo por el descanso que considero darle Pizzi, que con 0-1 abajo en el marcador nada más arrancar el segundo acto tuvo que recurrir a un futbolista que está tocado por una varita mágica.

Y fue salir y besar el santo, de nuevo como le gusta a Paco Alcácer: centro desde la banda derecha de Feghouli y aparición impecable del dorsal número ’16’ del Valencia CF para batir al primer toque a Roberto. El comienzo de la remontada valencianista en la jornada 25 de Liga, la confirmación de que hay goleador para muchos años si es que a alguno todavía le quedaban dudas y un gol que en definitiva llenó de alegría y esperanza al aficionado ‘ché’.

Su siguiente prueba liguera para mantener la brillante dinámica anotadora será el próximo domingo en Vallecas contra el Rayo Vallecano, pero antes le espera el Dinamo de Kiev en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League de nuevo en el coliseo valencianista. En la ida disputada en Chipre no pudo celebrar un gol, pero ucranianos y rayistas ya temen que un delantero que domina el arte de golear al primer toque llamado Paco Alcácer les añada a su lista de víctimas futbolísticas.

Foto: Amparo Simó / VCF