Pizzi y su ‘recadito’ a Canales: “No nos causa mucho dolor que no esté con nosotros”

Juan Antonio Pizzi compareció en sala de prensa en la previa de la visita del Valencia al campo de la Real Sociedad, dejando un titular muy claro sobre un ex como Sergio Canales: “No veo polémica en sus declaraciones ni nos causa mucho dolor que no esté con nosotros”.

El argentino respondió a esta cuestión referente a las declaraciones que hizo ayer el jugador cántabro, confesando que celebraría el gol si marcaba contra el Valencia. Pero ya no quiso mojarse más, ‘mordiéndose’ la lengua como también hizo en lo referente a las actuaciones arbitrales. “Esperemos que los fallos arbitrales incidan lo menos posible en el resultado”, indicó en la rueda de prensa celebrada en la Ciudad Deportiva de Paterna.

Pizzi no ve determinante jugar en casa o fuera en período de Fallas en la ciudad porque “los futbolistas son profesionales”, pero sí que pide “máxima concentración, intensidad y agresividad” porque de esta manera no duda en afirmar que “es muy difícil que nos vaya mal”.

“El partido de mañana es importante para nosotros, que si bien vamos por el camino que pretendemos tenemos un desafío mañana mismo y debemos  tratar de obtener un buen resultado para seguir adelante”, dijo el preparador ‘ché’, huyendo de considerar el choque como una final por la Europa League. “No va a ser definitivo pero indudablemente si queremos aspirar a esa plaza europea tenemos que sacar la mayor cantidad de puntos posibles en la mayor parte de partidos posible”.

Por último, reconoció como “bajas importantes las de Mathieu y Paco Alcácer”, pero siguió en su línea habitual de no buscar excusas. “Tenemos gente dentro del plantel que pueden reemplazarlos, y lo intentará hacer de la mejor manera posible para que se no se resienta el rendimiento del equipo”. Y precisamente el rendimiento del equipo se debe beneficiar de la vuelta de Oriol Romeu y Piatti, que “están al cien por cien pero hay que ver como responden y que poco a poco vayan acumulando minutos”, concluyó.