Serafín Castellano: “La AVL se creó para potenciar la lengua valenciana”

Serafín Castellano (Benisanó 1964) es actualmente secretario general del PPCV desde 2012 y conseller de Gobernación y Justicia desde 2007.

Abogado, militó en Nuevas Generaciones del Partido Popular y ha sido diputado en las Cortes Valencianas en las legislaturas de 1991, 1995, 1999, 2003, 2007 y 2011 por la provincial de Valencia.

Ha formado parte de los gobiernos de Eduardo Zaplana, José Luis Olivas, Francisco Camps y Alberto Fabra. Y tuvo una intervención directa en la redacción de los cambios en el Estatuto de Autonomía, junto con el sindic del PSPV/PSOE, Joan Ignaci Pla.

 

LA AVL SE CREÓ PARA POTENCIAR LA LENGUA VALENCIANA

La Academia se creó para potenciar la lengua valenciana, como en otras comunidades bilingües. Y así lo dice el Estatuto de Autonomía. La norma constitucional básica habla de un idioma oficial que tenemos los valencianos. Y el PP ha sido coherente siempre porque tiene en su ADN el valencianismo político.

La Academia está para potenciar el valenciano y no para otra cosa. Ese es su objetivo.

Aunque parece que estemos en el mundo al revés. Parece que estemos atacando las señas de identidad aquellos que estamos defendiendo el Estatuto de Autonomia y la Ley de Símbolos.

Preguntaría al PSPV si acaso ese Estatuto de Autonomía no lo acordamos entre todos. ¿No lo votamos y acordamos con el voto del PSOE? Ahí dice muy claramente idioma valenciano. No dice otra cosa. Por tanto lo que dicen otra cosa son ellos. Nosotros no nos hemos meneado ni un milímetro. Somos coherentes. No podemos confundir a los valencianos.

¿Por qué se mete la AVL en esto? Pues habrá que preguntárselo a ellos no a nosotros. Nosotros estamos potenciando el valenciano. Ninguna otra cosa.

Cada institución tiene su autonomía de funcionamiento. Y han de cumplir con los objetivos para los que fue creada, no para otra cosa.

Cuando ha habido desde el diccionario un pronunciamiento que no era el adecuado a las obligaciones de la AVL nosotros hemos dicho lo que teníamos que decir muy claramente, como merecen los ciudadanos.

Porque un pueblo si no tiene autoestima, si no cree en su personalidad propia, es muy difícil que pueda defender su futuro. Aquellos que no creen en una tierra, en su personalidad, en su autoestima, es muy difícil que puedan gobernar esta tierra.

 

EL PPCV DEFIENDE UN VALENCIANISMO INTEGRADOR CON ESPAÑA

En la Ley de Símbolos -que en el 2014 cumple 30 años- están nuestra Senyera, nuestra himno, los emblemas, el estandarte de la Generalitat. Un pueblo es grande cuando está orgulloso de lo que es, de lo que ha hecho y de lo que ha sido. Y los valencianos tenemos una identidad propia, una historia desde que Jaime I creo el Reino de Valencia.

Tenemos señas de identidad diferenciales. Nuestro derecho foral fue el más importante de toda la Península. Si eso lo tuvieran otros estarían siempre exhibiéndolo. Nosotros lo hacemos a nuestra manera, como españoles y como valencianos.

Podemos defender lo nuestro dentro de la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Reivindicando todo lo que haya que revindicar, pero sin ninguna ruptura. Entendemos que eso sería dar pasos atrás en la historia.

Creemos en un valencianismo integrador dentro de una gran nación que es España. Lo que es bueno para España es bueno para la Comunidad y lo que es bueno para la Comunidad es bueno para España.

 

CULTURA POPULAR ES EL ADN VALENCIANISTA

La asignatura que propone la consellera Maria José Catalá es coherente con el ADN valencianista del proyecto del gobierno del president Fabra.

Tenemos una gran riqueza patrimonial, literaria, artística, musical… Es una gran idea que eso se haga porque cuando la gente conoce lo que es y lo que tiene aún crece más su autoestima como pueblo valenciano.

 

EL LIDERAZGO INDISCUTIBLE DE ALBERTO FABRA

No hay dudas sobre el liderazgo, la candidatura y las políticas que se están haciendo por Alberto Fabra.

Los últimos años son quizá de mayor desafección política, social, debido a una crisis que dura muchos años, con unos porcentajes de paro inaceptables y a muchas otras cuestiones que han vivido las instituciones.

Han sido años en los que el deporte nacional ha sido criticar al político, al partido político, cuestionarlo todo. Por eso creo que es el momento de reivindicar la política en mayúsculas.

Las instituciones tienen que tener un respeto en la sociedad, porque si no se va a una situación de deriva peligrosa.

Explicar todo esto es difícil, pero hay que explicarlo. El president Fabra dijo que el 2013 será el año de inflexión y ha bajado el paro y ha subido la exportación….

Estas cifras no se notan en el bolsillo del ciudadano, pero llegarán. Es como en el 2007, cuando el ciudadano no notaba que llegaba la crisis. Tardó años en darse cuenta, pero llegó.

Lo mismo ahora, que vamos en la buena dirección, sin necesidad de hablar de brotes verdes.

Todos esos que hablan de la memoria histórica deberían tener memoria reciente. Hace un año se hablaba de rescatar España. Y eso significaba bajar las pensiones, subir el IVA, que se despedirían funcionarios…

Y sin embargo ha habido un Gobierno que ha hecho las cosas bien y ahora nadie habla de rescatar España. Se hablaba mucho de la prima de riesgo, que estaba a más de 600 puntos y ahora está a 200. Ese detalle significa que la Generalitat Valenciana se ahorra casi 91 millones en pago de intereses.

 

EL TRIPARTITO TRAE EL CAOS

Cuando hay crisis lo que hace falta es estabilidad política, estabilidad jurídica  y lo que hace falta es seguridad. Le pongo ejemplos. Aquí se habla mucho del tripartito y resulta que en todas partes donde han gobernado han sido un caos absoluto. Eso es una evidencia.

Y cabe preguntarse: ¿Qué pasará con los 12.000 y pico alumnos de la concertada y la privada? ¿Qué pasará con los miles de profesores que están contratados y tienen un puesto de trabajo? ¿Qué va a pasar si EU dice que hay que quitar la enseñanza concertada? El PSOE dice una cosa y otra vez la contraria. Compromís que hay que hacerlo progresivamente.

¿Qué va a pasar con la sanidad concertada que tiene más de un 90% de satisfacción de los usuarios? ¿O con el hospital de Alzira que lleva funcionado más de 15 años a plena satisfacción?

¿Van a ir al paro todos estos profesionales? ¿Se van a pagar indemnizaciones millonarias? Se está engañando a la gente con el populismo y lo que hay que hacer es denunciar ese populismo.

Aquí la cuestión es atacar lo que está aprobado por las mayorías. Eso hay que explicárselo a la gente. Están mintiendo y quieren dar una imagen de esta Comunidad que no la tiene.

No pueden hacer una política de imagen de esta Comunidad de tierra quemada. De mentir y manipular, porque los valenciano no se lo merecen.

Y vamos a pelear contra esto.

No podemos ir al caos. No se puede hacer un frente común con un solo objetivo: derribar con los medios que sea al Partido Popular, sin tener coincidencias programáticas ni ideológicas… Un caos.

 

SER SOLIDARIO NO SIGNIFICA SER CASTIGADO

Estamos liderando el sistema de financiación porque si partimos de situaciones diferentes hemos de tener objetivos diferentes. Y nos aplicamos esa lección en nosotros mismos.

Nosotros hemos dicho que estamos en un momento que hay reducir el sector público empresarial y lo hemos hecho. Y lo estamos haciendo.

Pero hay mucha demagogia con esta cuestión de las privatizaciones para abaratar costes. Si nosotros estuviéramos privatizando uno de cada tres hospitales privados como en Andalucía, qué se nos diría. Hay mucha demagogia y a la gente hay que darle información.

No pedimos un Sistema de Finaciación por ser pedigüeños. Estamos pidiendo porque nuestra balanza de pagos con el Estado es negativa, porque no estamos financiados por el número de habitantes, porque estamos los últimos en la financiación…

Tenemos una eficiencia demostrada. El problema es la caída de ingresos y la mala financiación. Si tuviéramos la media de España en financiación, cumpliríamos el déficit y estaríamos por debajo de lo que nos marcan.

Pedimos, y el president lo está liderando, que la financiación sea para personas y no para los territorios.

No queremos más que nadie. Queremos lo que nos toca. Ser solidario no significa ser castigado.

 

RESPETAR LAS INSTITUCIONES

Cuando no se respetan las instituciones se va a una situación de deriva muy peligrosa. Hemos de apostar siempre por una reforma permanente para hacer válidas las instituciones.

La reforma laboral, la financiera, la fiscal… la financiación.

Y ahora nos abocamos a las elecciones para las instituciones europeas, donde habrá seguro candidatos valencianos en las listas del PP.

 

NI UN RECORTE A LAS SOCIEDADES MUSICALES

El Consell no ha recortado ni un euro a las sociedades musicales.

Para el Partido Popular las sociedades musicales son una columna vertebral para todo lo que es política cultural. Están en todos los pueblos.

Firmamos un acuerdo con ellos y en años de crisis económica, en las que todas las líneas económicas han tenido ajustes, las bandas de música, por un compromiso del President, las bandas de música no han tenido ni un ajuste.